Vivir del aire. La planta que no necesita tierra

15 Oct

Lo llamativo del “clavel de aire” es que vive del aire principalmente, aunque suene raro, ya que de él obtiene el agua (vapor de agua del aire) que capta con los tricomas de sus hojas, el oxígeno para respirar y el dióxido de carbono, CO2, que utilizan para sintetizar hidratos de carbono y otras sustancias.

Hoy os presentamos una planta muy curiosa; con la que podrás decorar tu jardín o el interior del hogar:

La especie Tillandsia aeranthos, llamada comúnmente “clavel de aire”. Es una planta epífita que puede crecer sobre cualquier otro vegetal o roca usándolo solamente como soporte, pero sin parasitarlo.

Lo llamativo de esta planta es que vive del aire principalmente, aunque suene raro, ya que de él obtiene el agua (vapor de agua del aire) que capta con los tricomas de sus hojas, el oxígeno para respirar y el dióxido de carbono, CO2, que utilizan para sintetizar hidratos de carbono y otras sustancias.

También del aire obtiene los minerales, a través del polvo en suspensión y pequeñas partículas vegetales que caen sobre sus hojas. Estas partículas van a parar a los pequeños huecos que quedan entre la base de las hojas y el tallo, donde se depositan a la espera que caiga un poco de lluvia y los disuelva, momento que aprovechan para absorber los nutrientes.

A la hora de colocar estas plantas, debemos de tener en cuenta la posición en la que se ponen. Muchas personas colocan los “claveles de aire” en posición equivocada, ya que, al no necesitar tierra donde enraizar no se da importancia a su posición.

Si ponemos la “Tillandsia” hacia abajo, no podrán posarse bien las partículas del aire y la planta no estará bien alimentada, con lo que su crecimiento será notablemente más lento de lo esperado.

Se recomienda, en los primeros años, mantenerlas con las raíces hacia abajo, como si las “plantáramos” en la misma posición que en un macetero convencional.

El “clavel de aire” es de hojas estrechas y se adapta muy bien a las zonas más cálidas y/o más húmedas, en las que tiene comportamiento invasivo, por ejemplo, en ciertas zonas de Argentina, se consideran una plaga y existen organismos que se encargan de su control.

Algunas Tillandsia tienen unas floraciones regulares, y ciertas especies tienen flores muy vistosas.

Estas plantas suelen variar el color de las hojas (que cambia generalmente de verde a rojo) alrededor de la flor.

El clavel del aire produce semillas a partir de los tres años aproximadamente . Son muy pequeñas, fusiformes y con unos pelos sedosos y blancos que se fijan a distintas superficies.

La reproducción está asegurada por los brotes que crecen alrededor de la planta madre, llamadas “hijuelos”. Una sola planta puede tener una docena de hijuelos que pueden ser quitados y cultivados por separado ó dejados junto con la planta madre, para formar una colonia.

Les sienta bien la luz del sol indirecta o difusa en verano, a pleno sol se dañarán las hojas.

Los “claveles de aire” prefieren el agua de lluvia. Si el agua de lluvia no es suficiente se puede utilizar agua de riego. No necesitan demasiada agua, intenta regarla de dos a tres veces pntror semana y en época de lluvias una.

Esta fascinante planta será perfecta para todos aquellos jardines y terrazas que no tienen dimensiones muy grandes, ya que por sus características podrás encajarla en cualquier lugar, todo depende de tu imaginación.

¿Qué te parecen estas peculiares plantas?

fuente:www.enchufix.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: